Sufrir no es parte de tu vida y hombre sufriendo

¿Piensas que sufrir puede ser parte de la vida de alguien?
Algunas personas piensan que es así.
Creen que están destinadas al sufrimiento.
Yo no pienso lo mismo y en esta historia te cuento porque sufrir no es parte de tu vida.


¿Crees que algunas personas están destinadas a vivir siempre sufriendo?

"Sufrir, es algo que se me repite"

"Pienso que esto nunca va a cambiar"

"El sufrimiento me acompañará toda mi vida"

¿Cuántas veces has pensado de esta forma y has creído que esto es así?

Te resignas con estos pensamientos y desde ese mismo momento comienzas a pensar que siempre va a ser así.

Sigues sufriendo y con tanto dolor tu vida se transforma.

Ya nada te alegra.

Sientes un vacío en el pecho que nunca te abandona y el sufrimiento pasa a formar parte de tu día a día.

Y lo peor de todo es que esta situación nunca cambia.

Por eso comienzas a pensar que esto va a ser así siempre.

Sientes un dolor y piensas "voy a sufrir siempre".

Otra pena de amor y "esto siempre me va a suceder a mi".

Más problemas económicos y "esto ya es parte de mi vida".

"Ya estoy acostumbrado"

"Esto no va a cambiar nunca"

"Mi destino es así"

¡¡Que cantidad de pensamientos y al final te los crees todos!!

Y con estos pensamientos el camino hacia los cambios, y hacia el fin del sufrimiento, se ha convertido en un camino circular donde avanzas y avanzas pero no llegas a ningún lado.

 

¿Quieres creer que sufrir es parte de tu vida?

Sufrir y una cara de sufrimiento

¿Piensas que no hay nada que hacer para cambiar esta situación?

Yo pensaba que no se podía hacer nada.

Pensaba que mi destino era así.

Pero cuando deje de sufrir me di cuenta lo equivocado que estaba.

Hoy en día solo sufro en esos días inevitables, como cuando es la hora de despedir a un ser querido, o cuando veo que alguien a quien quiero lo está pasando mal.

Salvo esos momentos inevitables, el sufrimiento es solo un recuerdo de esos días donde yo todavía no comprendía el secreto para alejar lo malo de mi vida.

 

Lo primero que debes hacer para dejar de sufrir, es entender que sufrir no es parte de tu vida.

Quiero compartir contigo un pedacito de un cuento de niños para adultos:

⇉ 😇Dios estaba aburrido y para conversar con alguien creó un ratoncito al cual le dio todas las cualidades de un ser humano.

Sufrir

En una de las muchas conversaciones que tuvo con su ratón hablaban del sufrimiento.

El ratoncito no lograba entender porque los humanos sufrían tanto si Dios los ama, entonces le preguntó a Dios:

¿Porque los seres humanos deben sufrir tanto?

¿Porque permites que esto suceda si tú los amas?

Te voy a dar la oportunidad de entender por qué sucede esto
-le dijo Dios.

Primero que todo, no soy yo quien le envía el sufrimiento al ser humano, lo que sucede es que yo le di el libre albedrío y ese gran regalo a sido un poco perjudicial para él.

Siempre le permito hacer lo que quiera, pero él no ha sabido tomar buenas decisiones y eso le ha creado mucho sufrimiento.

Y yo le digo:

¿Como te puedo explicar que sufrir no es parte de tu vida si prácticamente vives toda tu vida sufriendo?

Además, le he dado la posibilidad de librarse del sufrimiento usando su mente y los poderes que le he regalado.

Pero una vez más no ha sabido darle la importancia que se le debe al poder de su mente, y tampoco ha sabido reconocer que tiene ese poder.

Se ha dejado convencer que solo yo tengo poderes y que el pensar en un poder especial es un pecado, o algo irracional.

Mientras las cosas sigan así, lamentablemente el ser humano seguirá sufriendo.

Y no es algo que dependa de mí, yo simplemente observo y vivo la experiencia del sufrimiento junto a él.

Y entonces, ¿que debe hacer para dejar de sufrir?  -pregunto el Ratoncito.

Dios le dijo:

Es muy fácil, solo debe dejar de crear sufrimiento en su vida y entenderme cuando le digo: "Sufrir no es parte de tu vida"

La clave está en entender como se crea el sufrimiento, pero en el ser humano esto es difícil porque él mismo ha decidido encerrarse en sus propias creencias y ha bloqueado la posibilidad de seguir aprendiendo y avanzando.

Cada vez que acepta algo en sus pensamientos lo hace parte de su realidad.

Si alguien dice, voy a sufrir siempre, probablemente eso será lo que va a suceder, va a sufrir siempre.

Cada vez que alguien elige hacerle algo malo a alguien, elige sufrir.

Cosas como una calumnia, una agresión física o psicológica, un insulto, o lo que sea que cause daño, crean sufrimiento para si mismo por medio de la ley de causa y efecto.

Cada vez que hace algo, lo que sea, pensando solo en su propio bienestar y NO en el de alguien más, está propenso a sufrir.

En fin ratoncito, sufrir no es parte de tu vida, ni de la vida de nadie, son las mismas personas las que atraen su propio sufrimiento.

Podría darte muchos ejemplos de cómo el ser humano atrae el sufrimiento a su vida, pero lo que importa es que cada una de esas formas es evitable y está en sus manos hacerlo.

Y el ratoncito le dijo:

Dices: "sufrir no es parte de tu vida", pero si hay tantas formas de atraer el sufrimiento, entonces:

¿Cómo puede un ser humano saber todas esas formas para así no cometer  errores?

Dios le dijo:

Mira ratoncito, el ser humano no necesita un manual inmenso para saber cómo comportarse.

Es tan simple como pensar siempre en el bienestar de los demás, y en esa simpleza se resume todo lo necesario que debe saber para librarse totalmente del sufrimiento.

El gran problema del ser humano es complicar las cosas.

Por ejemplo.

Cuando hablan de mí tratan de estudiarme, comprenderme, se guían por grandes libros de sabiduría, o por otros seres humanos que según ellos están en un nivel espiritual más elevado.

Se rigen por reglas y aceptan solo lo que ellos mismos creen que es aceptable y rechazan todo lo que no tenga una explicación racional.

Sufrir y una cara de mujer sufrimiento

No entienden que no necesitan nada de eso, todo eso puede ser mucho más sencillo si solo se dedicaran a pensar en el bien de los demás y no en el propio.

Me buscan por todas partes y no logran comprender que yo estoy siempre con ellos, no son capaces de reconocerme dentro de sus corazones.

¿Pero entonces todo lo que hacen está mal? - Pregunto el ratoncito

No, no todo está mal, pero esto es como si hubieran dos caminos para llegar al mismo destino.

Uno de ellos es recto, bien pavimentado, iluminado, despejado y mucho más corto.

El otro camino con muchas curvas, con arena, oscuro, lleno de obstáculos y mucho más largo.

Ambos caminos los llevarán al mismo destino, pero extrañamente el ser humano elige comúnmente el segundo camino, ese donde se encuentra el sufrimiento.

Simple y a la vez complicado  ¿no? 

Así Dios le entregó al Ratoncito una de las claves para terminar con el sufrimiento.

Pero como el Ratoncito fue hecho muy similar al ser humano, le costó bastante tiempo entender y aceptar todo esto. 😇⇇

Esta historia es muy sencilla y como para niños, pero dentro de ella hay una gran enseñanza.

Nosotros somos creadores de nuestra realidad y esa realidad será mucho mejor siempre y cuando entendamos lo que Diosito espera de nosotros.

Esta es una de las tantas cosas que tuve que entender para superar la etapa más difícil de mi vida y hoy lo comparto contigo.

Espero que lo comprendas, lo analices en tu propia persona, y lo pongas en práctica lo antes posible para destruir el cáncer y todo lo que opaca tu vida.❤


Me ayudaría mucho si compartes este post o me dejas un comentario.
¿Me das una ayudita?

arrow
shadow-ornament

 

 

Este es el fin del post titulado:
"Sufrir no es parte de tu vida, consejo para combatir el cáncer"®
Si lo deseas puedes valorarlo con estrellitas.

Tu valoración:
[Total: 1 Promedio: 5]
Esta entrada no tiene etiquetas.

¿Que te pareció lo que acabas de ver?, ¿Me regalas un comentario sincero?

Aquí puedes dejar tu comentario