Lucha contra y un hombre en un ring de boxeo

En este post te daré algunos consejos para el comienzo de tu lucha contra el cáncer.
Un buen comienzo es fundamental para todo lo que vendrá más adelante.

 


La situación:

Daniel tiene cáncer y está tratando de enfrentar esta enfermedad de la mejor forma.
Sigue sus tratamientos al pie de la letra, se toma todos los medicamentos, trata de llevar una vida sana y se esfuerza por pensar positivo.

Pero debería preguntarse:

¿Esto es lo único que voy a hacer? 

¿Bastará solo con esto?

 

La sugerencia:

Es bueno que te hagas estas preguntas porque no todas las personas son capaces de ir más allá de lo habitual.

Si te preguntas:

¿Bastará solo con esto?

La respuesta es... NO.

No basta solo con lo que estás haciendo.

Existen muchas cosas que puedes hacer para que tu lucha contra el cáncer sea de calidad.

Analiza bien y pregúntate:

¿Estoy haciendo realmente TODO LO POSIBLE para sanarme?

Si amas la vida, y si te amas a ti mismo, deberías darlo TODO.

Has que tu lucha sea la mejor lucha de todas.

Y si no sabes cómo hacerlo, no te preocupes, solo pon lo mejor de ti para lograrlo.

Yo te ayudaré a recorrer un largo camino cargado de nuevos descubrimientos que te harán volver a vivir lleno de esperanza y con grandes posibilidades de ganarle al cáncer.

Y este artículo será el comienzo de esa gran batalla contra el cáncer en la cual tú debes salir vencedor.

 

La explicación en profundidad:

Yo soy una persona bastante extrema y por eso he tomado decisiones extremas que me han dado buenos resultados.

Pero estas decisiones siempre han estado ligadas a un pensamiento firme, a una fuerza de voluntad muy grande y una constancia permanente, de otra forma esas decisiones extremas podrían haber sido peligrosas para mí.

Si no hubiese trabajado mi fuerza mental, si no hubiese sido perseverante y si no hubiese estado convencido de cada cosa que creo, podría haber terminado todo mal.

Por eso soy tan repetitivo en pedirte que siempre pongas lo mejor de ti y que lo hagas con el corazón.

 

Buenas decisiones para el comienzo de la lucha contra el cáncer.

Las mejores decisiones para vencer al cáncer serán siempre las que te impulsen a ser una mejor persona.

Si tú piensas que la solución está en un tratamiento, en un remedio, o en un doctor experto, siento decirte que estás muy equivocado porque si eso fuera cierto esta enfermedad no sería tan terrible como lo ha sido hasta hoy.

La cura del cáncer se puede lograr con el uso de remedios y tratamientos, y con la atención adecuada por parte de un doctor, pero eso no basta si quieres realmente darle una dura pelea.

Lucha contra el cáncer

Los tratamientos y los medicamentos son solo una parte de la solución y lamentablemente los que creen que solo con eso se pueden curar están muy equivocados, porque la realidad y las estadísticas demuestran que no es así.

Afortunadamente tienes muchas cosas que te pueden ayudar a luchar contra el cáncer de una forma mucho más completa y efectiva que solo conformarte con los médicos y los remedios.

 

Merecer un milagro.

Tus acciones, tus pensamientos y tu nivel espiritual van a influir directamente en tu recuperación, ya sea para bien o para mal, eres tu quien lo decide.

Si ya has entendido algunos de mis consejos, te será fácil relacionar tus acciones con lo terrenal, tus pensamientos con lo mental, y tu calidad como persona con lo espiritual.

Siempre que te preocupes de hacer lo correcto estarás avanzando y así es como se logra MERECER un milagro.

Esta es la mejor forma de dar una buena lucha contra el cáncer, mucho más que remedios y doctores, porque de esta forma estas integrando tu propio esfuerzo y también a Dios en tus planes.

Si crees que ir a misa, o ir a reuniones de alabanza todos los Domingos son las cosas que hacen más feliz a Dios, también estas equivocado porque Dios espera mucho más de ti.

 

Algunos ejemplos de cosas que te ayudarán a estar bien con Dios.

- En primer lugar, que confíes en Él y no tengas duda.

- Que CREAS de verdad que Él te puede sanar.

- Dejar de pensar que el cáncer y tu lucha contra el cáncer tienen tanta importancia en tu vida como para que le dediques más tiempo a eso que a Dios.

- NO vivir con temor, porque eso no tiene sentido si es que realmente sabes que Dios te ama.

- Saber que es Él quien te va a sanar por medio de remedios y doctores, y que sepas también que sin Él todo será inútil.

- Comprender que Él te puede enseñar a usar y dominar tu cuerpo, incluso para sanarte.

- Pensar que estás sanando y no muriendo, porque esa es una señal de fe, de verdadera fe.

- Esforzarte al máximo.

- Luchar con fuerza.

- Tener paciencia.

- Entender y creer en su poder.

- Que te sientas seguro a su lado.

- Que no le des ni el más mínimo espacio a la duda y el pesimismo.

A Dios le encanta que lo ames, pero...

- No le basta que vayas a cantar y rezar a la iglesia.

- No le basta que te sientas buena persona y te lleves todo el día publicando mensajes bonitos en Facebook.

- Tampoco es suficiente que le demuestres tu amor si no eres capaz de demostrarlo dándole amor a tu enemigo, eso es mucho más valioso para Dios, el demostrarle amor a quien más te cueste.

- No le bastan los pensamientos bonitos, a Dios le gusta la acción, que transformes esos pensamientos bonitos en realidad, que salgas a la calle a ayudar, a ponerlos en práctica.

- A Dios no le basta que estés detrás de un computador mejorando el mundo, ni tampoco dentro de la iglesia.

Dios espera mucho más de ti, Dios te quiere ver trabajando con el pobre, educando al que anda mal por la vida, demostrándole a toda la gente que TRABAJAS para Dios.

- Dios te quiere ver aprendiendo de tu cáncer, no lamentándote y pensando en cómo vas a morir, o gastando todo tu tiempo y energía buscando soluciones.

- Él te ama y no espera que le ganes al cáncer, Él quiere que te conviertas en una mejor persona y que te ganes el milagro de ganarle al cáncer.

Lucha contra el cáncer

Pero Dios quiere más.

Siempre habrá algo más por hacer, alguien a quien ayudar y algo de lo cual desprenderte.

Tienes que encontrar alguna forma nueva de demostrar amor.

Busca alguna manera de agregarle algo bueno a tu vida y a la de los demás.

Haz esto y tus remedios, y tus doctores, serán solo un instrumento para tu lucha contra el cáncer, pero el remedio verdadero será tu relación con Dios.

La relación con Dios es mucho mejor cuando todos los días intentas agradarlo y alabarlo.

Pero no solo cantando en una iglesia, ni rezando todo el día.

Cosas como estas son mucho más valiosas:

- Amar a quien NO merece tu amor.

- Sentir tristeza en vez de rabia cuando te topes con alguien despreciable.

- Controlar tu rabia, y actuar asertivamente y con empatía.

- "Morderte la lengua" antes de insultar a alguien.

- Compartir tus ganancias con alguien que necesite más que tú.

- Hacer el bien, incluso a la gente que no te agrada.

Y estos son solo ejemplos, puedes hacer mucho más.

 

¿Y por donde debo comenzar?

Veámoslo desde los 3 puntos de vista.

Desde el punto de vista Terrenal.

Comienza con esto:

- Hazte todos los tratamientos que creas necesarios y en los cuales tengas fe.

- Haz todo lo que te digan tus doctores.

- Sé responsable y además ponte en acción.

- Preocúpate mucho más de lo que comes y de todo lo que haces.

Este es un buen comienzo terrenal.

 

Desde el punto de vista Mental.

Comienza con esto:

- Sé positivo.

- Obliga a tu mente a estar en el presente, NO en el pasado ni en el futuro.

- Elimina pensamientos negativos ya sea hacia ti, o hacia los demás.

- Descubre el gran poder que tiene tu mente, para que lo uses a tu favor.

- Piensa cosas lindas y alegres, y piensa mucho en el amor de Dios.

- Dale más espacio a Dios y menos espacio al cáncer dentro de tu mente.

Este es un buen comienzo mental.

 

Desde el punto de vista Espiritual.

Comienza con esto:

- Haz un compromiso contigo mismo y con Dios en el cual prometas que poco a poco vas a ir cambiando y convirtiéndote en una mejor persona.

- Tu lucha contra el cáncer no debe llenar tu día, tu mundo no puede girar en torno a tu cáncer, también debes dejar tiempo para Dios y para AYUDAR A LOS DEMÁS.

- No puedes vivir viajando a tu pasado y a tu futuro constantemente, por lo tanto vive el presente.

- Vive cada día con un propósito, pero que ese propósito no sea nada relacionado con el cáncer, ese propósito debe ser siempre mejorar, ayudar a alguien más y ser más lindo para Dios.

- Comprométete contigo y con Dios a dejar la muerte, el dolor, el miedo, y el sufrimiento, encarcelados en tu día negro sin dejarlos salir jamás.

- También entender que Dios no es muerte, miedo, dolor, enfermedad, ni sufrimiento. 

- Confía en Dios, confía en ti y confía en lo que estamos haciendo juntos.

- Ama a Dios mucho más de lo que lo amas.

- Ámate a ti mismo mucho más de lo que te amas.

- Y ama a todos los seres de este planeta mucho más de lo que los amas.

- Haz una linda oración, un momento agradable entre tú y Dios, y trata de convertirlo en un hábito.

- Comienza con fe, con entusiasmo y con decisión.

- Y finalmente escucha siempre a tu corazón.

Este es un buen comienzo espiritual.

Y así termina este post.

Ahora tienes muchas ideas para comenzar tu lucha contra el cáncer de una forma potente y ordenada.

Puedes hacer muchas cosas más pero este es un buen punto de partida.

Te deseo la mayor de las bendiciones y el final más feliz.❤


Me ayudaría mucho si compartes este post y me dejas un comentario, aunque sea algo muy breve.
¿Me das una ayudita?

arrow

 

Este es el fin del post titulado:
"El comienzo de la lucha contra el cáncer" ®
Si lo deseas puedes valorarlo con estrellitas.

Tu valoración:
[Total: 2 Promedio: 5]
Esta entrada no tiene etiquetas.

¿Que te pareció lo que acabas de ver?, ¿Me regalas un comentario sincero?

Aquí puedes dejar tu comentario