Don Benancio

Sanarse de una enfermedad no solo significa buscar la cura.
También significa aprender lecciones como esta que nos dejó Don Benancio.


Apareció en un programa de televisión y su historia es una de esas historias bastante sufridas, de esas que nos hacen reflexionar y pensar mucho.

Su vida y la de su esposa había sido de mucho sacrificio.

Tenían la dicha de tener dos hermosos hijos pero ambos nacieron con problemas de deficiencia mental.

Su esposa fue una gran mujer.

Ella se preocupó muy bien de sus dos niños y de su enfermedad, pero por esas cosas de la vida que a veces nos cuesta comprender, Dios la necesitaba para otras cosas y se enfermó, y luego falleció.

Cuando esto ocurrió, ya te imaginarás lo que paso con Don Benancio.

Solo imagina lo que sentirías si la mujer que amas, tu compañera de vida dejase de existir y tú te quedaras solo con tus dos niños enfermos.

El hombre quiso morirse junto con su esposa, no soportaba saber que ya no estaría a su lado.

Don benancio

 

Aquí es donde comienza la grandeza y el ejemplo de Don Benancio que me llegó al corazón.

Soportó su pena y se repuso para poder ayudar y criar a sus hijos, y los crió muy bien.

A uno de ellos le habían pronosticado que viviría solo hasta los 8 años, y hoy ya tiene 31 años de edad y está en perfectas condiciones a pesar de vivir en la extrema pobreza.

Lo lindo de esta historia es que la sacrificada vida de Don Benancio, al ser expuesta en televisión, conmovió a mucha gente y por medio de Twitter nació el sentimiento de solidaridad de todas las personas.

La ayuda comenzó a llegar.

Empezó a recibir alimentos, también le regalaron una cocina, dos lavadoras, colchones y además una cuenta donde le depositaron donaciones.

 

Me emocioné mucho al ver tanta gente de corazón enorme y dispuesta a ayudar a quien lo necesita.

Es hermoso cuando los seres humanos nos ayudamos mutuamente.

Siento que esas son las vibraciones que me llevan a la cura de mis enfermedades y a la solución de mis problemas.

Yo creo que la magia de Dios se activa de muchas formas y esta es una de ellas.

Pero esto no fue todo.

Don Benancio me volvería a sorprender y a emocionar aun más.

Al poco tiempo de haber sucedido todo esto lo invitaron nuevamente a un programa de TV, esta vez para ver cómo estaba después de haber recibido toda la ayuda.

 

Esto me llego al corazón...

Cuando lo entrevistaron dijo que le habían llegado tantas cosas que  quería compartirlas con alguien que tuviese necesidad.

Yo le miraba su carita humilde, y su rostro de trabajo y de bondad.

Además estaban sus dos hijos enfermos y la pobreza en que vivían.

Y ahí estaba él, íntegro y fiel a su naturaleza preguntando si podía compartir lo que había recibido con alguien que lo necesitara.

Realmente me hizo llorar.

 

Estas personas me enseñan que si quiero sanarme de una enfermedad, debo aprender de ellas.

Este tipo de personas son un ejemplo de trabajo, de esfuerzo, de humildad, de generosidad, de lucha, de fe y de amor.

Por eso le doy gracias a Dios por mostrarme personas que dan el ejemplo.

Porque yo quiero ser cada día mejor y para eso necesito de personas así, para no olvidar cuales son mis metas y cuál es la forma de lograrlas.

Gracias Don Benancio, y que Dios lo bendiga por enseñarnos a ser como a Dios le gusta

Aquí te dejo el video del programa de televisión para que lo veas.

 


Me ayudaría mucho si compartes este post y me dejas un comentario, aunque sea algo muy breve.
¿Me das una ayudita?

arrow
shadow-ornament

Este es el fin del post titulado:
"Don Benancio, la historia de un gran hombre"®
Si deseas puedes valorarlo con estrellitas.

Valor

Tu valoración:
[Total: 2 Promedio: 5]
Esta entrada no tiene etiquetas.

¿Que te pareció lo que acabas de ver?, ¿Me regalas un comentario sincero?

Aquí puedes dejar tu comentario