Tener paciencia y un lazo simbolo de cáncer hecho de rompecabezas

Tener paciencia es muy difícil cuando estamos enfermos y cuando los dolores causados por esa enfermedad son muy grandes.
En este post te daré algunos consejos para esos momentos de debilidad.


La situación:

Daniel tiene cáncer y trata de creer que los dolores van a pasar, pero lo único que pasa es el tiempo y los dolores van aumentando cada día más.

Cada vez se le hace más difícil seguir soportando,
y pierde la paciencia.

Piensa positivo pero todo sigue mal, pasan los días y nada se soluciona,
entonces 
pierde la paciencia.

Necesita la ayuda de Dios para superar todo esto, pero el tiempo pasa y pasa, y la ayuda no llega nunca,
por eso p
ierde la paciencia.

Necesita ser feliz, pero por más que lo intenta su vida sigue siendo un desastre,
así termina
perdiendo la paciencia.

Espera que Dios le oiga, pero Dios parece ser sordo a sus oraciones,
entonces 
pierde la paciencia.

Espera ganarle la lucha al cáncer, pero lleva mucho tiempo luchando y ya está cansado,
y lamentablemente
pierde la paciencia.

 

Mi consejo:

Haz lo que tengas que hacer para mantener la paciencia hasta en los momentos más difíciles.

Sea como sea no dejes NUNCA de tener paciencia, porque ese es el camino que lleva a todas las soluciones.

 

La explicación en profundidad:

¿Sabes cuanta paciencia debes tener para lograr ver un resultado?

La paciencia siempre va a rendir frutos y te va a acarrear miles de beneficios, pero saber esperar es una virtud que implica mucho trabajo y sacrificio.

Pedirle a otro, o aconsejarle a otro que tenga paciencia, es algo muy fácil, pero cuando somos nosotros quienes tenemos que tener paciencia nos damos cuenta que no es tan fácil como parece, y menos aún cuando tenemos que soportar dolores fuertes y un pronostico desalentador.

La paciencia es una virtud muy poderosa para combatir el cáncer, es por eso debes esforzarte por desarrollarla.

Si pudiéramos medir la paciencia y alguien me preguntara:

¿Cuál es la cantidad necesaria de paciencia para ver resultados?

Mi respuesta sería:

¡¡TODA!!

Imagínate que para vencer mi dolor tuve que soportar 8 largos meses sin ver grandes cambios.

Incluso por momentos empeorando, pero aún así mantuve mi postura y tuve la paciencia para esperar durante todo ese tiempo.

Podría haber cambiado mi postura por culpa del dolor, podría haberme rendido pero no lo hice.

Mucho tiempo después pude comprobar que la paciencia rinde frutos.

La mente siempre te va a presionar para que te rindas, te hará pensar que te debes resignar, que tienes que aceptar tu realidad y que no es posible hacer nada para cambiar esa situación.

Por eso debes hacer un trabajo mental todos los días y si es necesario cada hora del día.

Incluso si fuese necesario cada minuto, pero jamás debes perder la paciencia, jamás rendirte, jamás pensar que no lo vas a lograr, aunque pasen días, meses o incluso años.

Nunca pierdas la paciencia.

No le permitas a tu mente pensar en negativo, ni siquiera cuando estés pasando los peores momentos de tu vida.

Es tan común pensar que las cosas no van a resultar, sobretodo cuando no ves esos cambios positivos que esperas.

Es tan difícil tener paciencia cuando la enfermedad te hace pensar que cada día te estas muriendo un poco más.

Pero proponte hacerlo y lo harás.

Proponte pensar que vas a ganar tu lucha contra el cáncer.

Y aunque estés ya sin fuerzas, y en la peor de las situaciones, sigue pensando que mañana estarás mejor.

Piensa que a veces las personas se rinden justo cuando habían tocado fondo y estaban a punto de comenzar el camino de la recuperación.

 

Mi técnica.

Yo me propuse pensar que para recuperarme, primero tenía que llegar a un punto en el cual yo estuviese al lado de la muerte.

Un punto donde la muerte estuviese a punto de llevarme.

Me convencí que así sería y que llegar a ese punto extremo no significaría que la muerte me iba a llevar, simplemente iba a significar que desde ese momento comenzaría mi recuperación.

Y pensando de esta forma mi paciencia tomo mucho más fuerza, porque ni siquiera los fuertes dolores, ni siquiera el ver que había amanecido peor que ayer lograba bajar mi ánimo.

Con esta forma de pensar implantada en mi mente yo estaba dispuesto a tocar fondo antes de comenzar a mejorar.

Y pensando de esa forma sucedió que nunca llegué a tocar fondo y comprobé que la paciencia rinde frutos.

Comprobé que si te inventas una forma para no perder la paciencia, puedes ver los frutos antes de lo esperado.

Puedes inventarte algo como yo lo hice, cualquier cosa que te ayude a imaginar que en algún momento va a comenzar el proceso de sanación, así los días malos no serán motivo para dejar de pensar positivo.

Por ejemplo, si te imaginas que solo después de muchos años vas a ganar la lucha contra el cáncer, la ansiedad por ver resultados no tendrá tanto efecto en ti al saber de antemano que el proceso será muy largo.

Inventar este tipo de cosas es muy efectivo para tu mente, crea una barrera al pesimismo y potencia tu paciencia.

Pero inventar esto solo te va a servir si lo inventas y lo tomas como una verdad, sin espacio para la duda.

 

No confundas tener paciencia con ser holgazán

Tener paciencia NO significa esperar sin hacer nada, eso no es ser paciente, eso es ser holgazán o flojo.

Un enfermo de cáncer debe tener mucha paciencia, pero esto no significa sentarse a esperar que Dios te solucione tu problema con su poder.

Tener paciencia significa trabajar y trabajar SIN ver resultados.

La verdadera paciencia es dar todo de ti y creer que en algún momento esta paciencia y tu esfuerzo van a dar frutos, aunque por el momento no veas ningún cambio.

Si no existe el esfuerzo constante, aunque tengas mucha paciencia no vas a ver resultados.

Además, para  luchar contra el cáncer no solo debes ser paciente con tu proceso de recuperación, también debes cultivar la paciencia en todas las situaciones de tu vida.

Tener paciencia en todos los aspectos de tu vida te dará un estado de tranquilidad muy beneficioso para restablecer tu salud, y también te convertirá en una mejor persona.

Con paciencia puedes lograr muchas cosas positivas y puedes superar los retos más complicados.

Cómo tener paciencia

 

Ejemplos de la vida diaria donde primero debes trabajar y después tener paciencia.

Con los hijos.

Primero edúcalos.

Enséñale valores, créales conciencia, enséñale a ser buenas personas, y si haciendo todo esto no ves ningún resultado, es ahí donde debes tener mucha paciencia, con la tranquilidad de saber que estás haciendo lo que corresponde.

Y recuerda que la mejor enseñanza es el ejemplo.

 

Con tu pareja.

Primero entiéndela.

Comprende que el sexo opuesto es totalmente diferente a como eres tú, entiende que piensa diferente, siente diferente, actúa diferente, se expresa diferente y toma decisiones distintas a las que tomarías tu.

Si hasta luce diferente a ti.

No olvides que esas diferencias fueron las que causaron la atracción cuando recién se conocieron, y así debiera seguir siendo.

Recuerda esto cada vez que tengas una diferencia con tu pareja y te tientes a discutir y a entrar en conflicto.

Trata siempre de buscar la comprensión y de ponerte en su lugar.

Esfuérzate por evitar malos momentos y has lo posible para que sea feliz.

Piensa más en tu pareja que en ti, y si después de todo esto no ves resultados positivos, es ahí donde debes tener paciencia y no echar todo a perder.

[Tweet Tip: "La mejor terapia de parejas es el amor"]

 

En el trabajo.

Primero lucha por ser el mejor en todo lo que hagas.

Esfuérzate, se puntual, responsable y respetuoso, haz un trabajo de calidad, destácate de entre los demás, no pares nunca de aprender y si después de esto no ves resultados (como un ascenso o un aumento de sueldo), es ahí donde debes tener paciencia.

Pero ten en cuenta que en este caso debes hacer una pequeña diferencia.

En este caso tienes que saber determinar si en ese trabajo realmente te valoran.

De no ser así debes buscar un lugar donde te valoren en ves de seguir teniendo paciencia eternamente.

Y si lo intentas una y otra vez, y no encuentras tu trabajo ideal, esto tal vez es una señal para que te independices y te animes a buscar la forma de comenzar tu propio negocio en algo que te guste.

Y si te animas a montar tu propio negocio, se responsable, cumple horarios de trabajo como si tuvieras un empleador, trabaja mucho, has un trabajo de calidad y después de todo esto debes tener paciencia y esperar los resultados.

 

Si tienes cáncer y piensas que te mueres, adivina que podría pasar.

Si piensas que te mueres, aumentas las posibilidades de que eso suceda.

Veamos un ejemplo de esos que me gusta inventar para graficar una idea.

Pongámonos en el peor de los casos y supongamos que de verdad te estás muriendo, poco a poco.

Tu cáncer está avanzando y el día de tu muerte cada vez está más cerca.

Supongamos que esto es así y que por lo tanto tu muerte por culpa del cáncer es solo cuestión de tiempo a menos que algo cambie tu situación.

¿Crees que aceptarlo y rendirte te puede ayudar a cambiar esta situación?

¿Piensas que de esa forma se puede conseguir un milagro?

¿Crees que es necesario aceptar esa realidad y creer que no hay otra opción?

Claro que no, pensando así lo único que lograrías sería reafirmar que vas a morir.

Si piensas que te vas a morir, lo más probable es que tu pensamiento se haga realidad.

Tu cáncer es especialista en ayudarte a potenciar los pensamientos negativos, luego esos pensamientos generan una emoción y esa emoción genera una realidad.

Pero si tienes la paciencia suficiente para rechazar esos pensamientos, y gastas tu tiempo en aferrarte a la vida y en aumentar tus posibilidades de vivir, y sobretodo extendiendo tu paciencia hasta el infinito, tendrás la posibilidad de ver que los milagros existen.

Dios existe y le gusta que confíes en Él.

La paciencia rinde frutos porque Dios se encarga de premiar toda la espera y la fe que has puesto en Él.

Por eso siempre es fundamental tener paciencia y saber esperar.

Y durante la espera hacer TODO lo que tengas que hacer para aferrarte a la vida.

siempre constante con tu paciencia, no la tengas solo cuando te sientes bien, sino que con mayor razón cuando te sientas muy mal.

Cómo tener paciencia

La paciencia vista desde los tres planos:

En lo terrenal. 

Sea cual sea el remedio y el tratamiento que hayas elegido, debes tener paciencia para ver resultados.

Debes entender que nada de eso te va a sanar de forma instantánea, se requiere de tiempo para que los tratamientos funcionen. 

Cada uno de esos remedios hará su trabajo lentamente, cada tratamiento al que te sometas llevará un tiempo para demostrar resultados positivos.

Paciencia con ellos.

 

En lo mental.

No olvides que todo lo terrenal debe estar conectado con la mente, y en este caso es más que necesario no perder esto de vista.

De hecho, la paciencia esta en tu mente.

Es tu mente la que decide si pierde la paciencia o se entrega al pesimismo.

Por eso la única forma de cultivar la paciencia es controlando tu mente y tus pensamientos.

Es fundamental tu actitud positiva hasta en los peores momentos.

Hazlo a tu modo pero busca la mejor forma para mantenerte firme y fiel a la mentalidad positiva.

Debes estar totalmente convencido que si vas cuesta abajo, tarde o temprano empezarás a subir.

Mantén esto en tu mente durante todo el día y durante TODOS tus días, y veras que la paciencia rinde frutos.

Y si consideras útil inventarse algo (como yo lo hago) y creerlo para tener paciencia, no dudes en hacerlo si eso es bueno para ti.

 

Y en lo espiritual. 

La misma vida ya te habrá enseñado muchas veces que Dios no nos da lo que queremos en el momento justo que lo deseamos, eso sería como tener un genio en una lámpara.

Dios maneja los tiempos y él sabe cuándo es el momento preciso para darte lo que necesitas, por lo tanto tú solo debes tener paciencia.

Si no confías en Dios estarás perdido, pero si confías en Él debes demostrárselo teniendo paciencia.

Vas a tener la mejor de las ayudas si sabes confiar y esperar.

Y recuerda siempre que la fe y la paciencia son armas muy poderosas para luchar contra el cáncer.❤


Me ayudaría mucho si compartes este post.
¿Me das una ayudita?

arrow
shadow-ornament

Videos recomendados. 

Nota: No encontré videos para adultos, pero este video para niños habla de la paciencia.

Puedes verlo con tus niños, si es que los tienes. 

Y si no tienes niños, saca el niño que llevas dentro y disfruta este video.

Ver video

shadow-ornament

 

Este es el fin del post titulado:
"Cómo tener paciencia en los momentos más difíciles"®
Si lo deseas puedes valorarlo con estrellitas.

Tu valoración:
[Total: 3 Promedio: 5]
Esta entrada no tiene etiquetas.

¿Que te pareció lo que acabas de ver?, ¿Me regalas un comentario sincero?

Leave a Reply

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.